encendedor

Encendedores

Los primeros mecheros que merecieron tal nombre, consistían en un tubo, de unos 9 milímetros de diámetro (generalmente de latón) por el que discurría una mecha de algodón. En otro tubo paralelo había un pedernal mantenido con un muelle y un tornillo contra una rueda estriada que, haciéndola girar con un dedo, producía chispas que encendían la mecha.

Una vez utilizada la brasa producida en la mecha, se retraía en el interior de su tubo con una tapadera enganchada con un alambre, que apagaba la brasa por sofocación, falta de oxígeno para la combustión. Son muy útiles en el campo, por mantenerse encendidos con ráfagas de aire, que avivan la brasa.

humidificador

Cajas humidificadoras

Para el fumador de puros particular o incluso para bares y restaurantes que deseen conservar sus puros en las mejores condiciones. Es recomendable guardar los puros en este tipo de cajas humidificadoras.

Estas cajas permiten controlar y regular la humedad en su interior. Y al ser de madera, aíslan cambios bruscos de temperatura.

No hay una regla exacta, ya que cada fumador desarrolla un gusto propio a la hora de apreciar el cigarro puro. Pero de forma general, podemos establecer que deben de conservarse a una humedad del 70% y a una temperatura de unos 18ºC.

cortapuros

Cortapuros

Todos los complementos para el fumador de puros. En esta sección les mostramos algunos cortapuros, pero también contamos con fundas para llevar una pequeña cantidad de puros en su bolsillo, encendedores especiales para el encendido del puro y mucho más.

Tanto para el recién iniciado como para los que cuentan con una larga tradición en el arte de fumar el puro.

cenicero

Ceniceros

Les ofrecemos una gran variedad de ceniceros para diferentes situaciones. Desde la más usual, como es nuestro hogar, hasta las más circunstanciales como en un barco, la playa o para llevar siempre encima. Para ello cada cenicero tiene su propio diseño, material y precio.

Otro elemento que resulta imprescindible, cuando ya no se es un iniciado en el ritual del fumador de puros, es el cenicero para puros.

Durante la fumada del puro, no es extraño dejar reposar el puro de forma momentánea. Y para ello existen este tipo de ceniceros, de gran tamaño y con una gran base para el puro. Impidiendo que éste pueda moverse y romper su delicada estructura de envolturas de hojas.

maquina_liar

Máquinas de liar eléctricas y manuales

Estos son unos de los últimos productos, que cada vez más, se están incorporando a las muy diversas formas de fumar tabaco.

En formato manual o electrónico encontramos estas máquinas de liar cigarrillos. Hoy en día, resulta la forma más barata, rápida y cómoda de crear tus propios cigarrillos.

Después de esta pequeña inversión inicial, tanto tabaco, papeles y boquillas, por venderse en mayor cantidad, tienen un precio muy inferior a la misma proporción de cigarrillos ya liados, comprados en cajetillas.